Paraiso Escondido

Paraiso
Escondido

NUESTRO PUEBLO

La Villa de San Bartolomé de Tirajana y Maspalomas Costa Canaria es un paraíso escondido en el atlántico por:

Su clima excepcional

Temperaturas suaves que oscilan entre los 20 – 25º, son constantes a lo largo del año. Sus noches agradables y templadas y sus días azules y soleados, permiten disfrutar de un entorno natural lleno de posibilidades.

La fuerza de un paisaje

En escasos kilómetros sus caminos nos trasladan, casi mágicamente, de las impresionantes crestas rocosas de las cumbres, a la suave línea ondulada que dibujan las dunas en la costa. Un paisaje de fuertes contrastes repleto de matices: el intenso azul del océano, el brillo dorado de la impoluta arena, los tonos negruzcos de sus agrestes montañas, o el sugerente verde de su vegetación, son reflejos de su diversidad y riqueza natural.

Una Reserva Natural en todos los sentidos

La belleza especial de Maspalomas se contagia por todo el municipio de la Villa de San Bartolomé de Tirajana, conformando un universo vegetal, que ha sabido preservar su excepcional patrimonio natural. Hablar de su rica vegetación autóctona, es hablar de olores y colores propios.

Cientos de aves hacen cada año un alto en su ruta migratoria visitando la “Reserva Natural Especial Dunas de Maspalomas”, conformada por la charca, las dunas y el palmeral. Las corrientes marinas y la bondad de temperatura, favorecen la afluencia de una sorprendente variedad de peces.

Existen muchos espacios dentro del municipio que preservan intacto su paisaje y su valor ecológico, que despertarán el interés de los amantes de la naturaleza: La Reserva natural Especial de los Marteles, El Paisaje Protegido de Fataga, El Parque Natural de Pilancones o el Sitio de interés científico de Juncalillo del Sur, entre otros.

La tradición y la sabiduría de un pueblo

Gente noble, hospitalaria y sencilla, prototipo tranquilo y sosegado de los afortunados que disfrutan del aislamiento peculiar de una isla. Maestros artesanos de varios oficios que, de generación en generación trasladan su sabiduría. Destacan el calado, los encajes de macramé, la realización del cuchillo canario, entre otros. Danzas populares y trajes típicos se dan cita en las tradicionales romerías, que, con motivo de la finalización de las tareas agrícolas anuales, se celebran por todo el municipio.

Los frutos de una tierra fértil

Las privilegiadas condiciones de este lugar se ven fielmente reflejadas en su despensa, bastante rica en materias primas de excelente calidad. Desde la cumbre hasta la medianía se ha conservado la gastronomía tradicional canaria.

Un entorno lleno de posibilidades

cultura, ocio y deporte. Una naturaleza llena de paisajes sorprendentes hacen del entorno de Maspalomas un enclave perfecto para el turísmo comprometido con el medioambiente, respetuoso con la naturaleza y que contribuye a preservar sus raíces y sus tradiciones, para lograr un lugar que nos permita disfrutar a todos, residentes y foráneos, de la más completa gama de posibilidades y aventuras con actividades de tierra, mar y aire.

La sana magia de Maspalomas

El placer y la salud se combinan armoniosamente en los centros de descanso dedicados a reconstruir el cuerpo y la mente. Cada vez más contamos en la zona con centros termales que modernizan sus instalaciones con Wellness o talasoterapias, cuyos tratamientos basados en la utilización de termas o agua de mar, alternan tratamientos de puesta en forma, baños de fango, algoterapia y otras curas naturales que hacen las delicias del más exigente usuario.

Equilibrio perfecto entre actividad y placer

Maspalomas cuenta con unas instalaciones que dan respuestas para la demanda del sector de turismo de negocios y congresos. Modernos hoteles instalados en un entorno único, cercanos al Centro de Congresos y Convenciones de Maspalomas, crean un equilibrio perfecto entre actividad y placer. Citas de trabajo, convenciones o congresos se adaptan a las necesidades de cada ocasión creando el entorno más apropiado, convirtiendo su tiempo de trabajo en momentos de bienestar.

Un lugar para disfrutar

Nuestra zona turística cuenta con un sinfín de alicientes para ocupar los ratos de asueto: parques naturales, playas de ensueño, cultura milenaria, noches mágicas, golf, actividades al aire libre y una rica gastronomía que le acompañará de día y de noche para que sus vacaciones sean inolvidables. El entretenimiento y las actividades para todas las edades están garantizados en Maspalomas.

Ir al contenido